Palomitas al “aire” o “húmedas”

Hasta tiempos recientes el mundo ha conocido (y ha estado usando) dos tecnologías clásicas de cocinado del maíz - la humeda (en aceite) y usando un chorro de aire caliente. Ahora que existe Robopop tenemos una nueva - el Vórtice.

Ejemplos típicos del tipo “aceitoso”

Revisemos las maneras tradicionales, sus ventajas y desventajas. Es de sobra conocido que el cocinado húmedo resulta en un producto tierno y sabroso. Esto ocurre porque las palomitas de maíz , tras cocinarse, dejan inmediatamente el hervidor sin haber sido sometidas a altas temperaturas durante un largo tiempo. Sin embargo, el cocinado húmedo no es muy eficiente para grandes escalas, utiliza entre un 30 y un 50 por ciento más de aceite en comparación con el cocinado con aire caliente: el aceite se evapora, se quema y se desperdicia mucho al cocinar las palomitas. Además, cocinar las palomitas de maíz en aceite es poco saludable porque el proceso se lleva a cabo en aceite sobrecalentado y quemado. Consecuentemente, las palomitas de maíz de cocinado húmedo tiene parcialmente los mismos problemas que cualquier comida frita.

Ejemplos típicos del modo de aire

El cocinado con aire tiene sus propias ventajas: primero, posibilita el cocinado de un gran volumen; segundo, es más tecnológico y puede ser completamente automático. Pero, como hemos dicho anteriormente, debido a las características propias de este tipo de máquinas, las palomitas se quedan en el mismo compartimento tras estallar a 200 - 240 grados centígrados lo que las deja porosas, duras y chiclosas. Cualquier sabor que se les añada como aceite o mantequilla las hará saber mejor. Sin embargo, compartirlo.

Tecnología Vortex (vórtice)

El cocinado de palomitas de maíz con vórtice de aire, como lo hace Robopop, combina todas las ventajas de ambos métodos. ¿Por qué ocurre? Con la tecnología Vortex, el calor, necesario para hacer estallar las palomitas, proviene del aire caliente pero las palomitas ya hechas se expulsan de la cámara de cocinado inmediatamente gracias a un vórtice de aire, literalmente en milisegundos, sin que las palomitas ya cocinadas sufran las altas temperaturas de la cámara por un tiempo prolongado. Como resultado, el maíz tras ser recubierto con mantequilla, queso o caramelo está tan tierno y sabroso como con el método de cocinado húmedo. Además, la tecnología Vortex puede automatizarse muy fácilmente. Muchas máquinas Robopop son o bien automáticas o semiautomáticas y requieren la mínima participación del operador de la misma. Por último, al igual que en las máquinas de cocinado por aire caliente, la tecnología Vortex ahorra un 30% de aceite.